Un hotel lleno de encanto que te traslada a tiempos pasados donde se respira tranquilidad, gastronomía y muy buen trato humano. My mujer yo pasamos unas estupendas vacaciones donde pudimos disfrutar además del hotel de la bonita villa de la Orotava. Esperemos volver con toda la familia.