Sabor Canario se ubica en una casona del siglo XVII, posiblemente la más antigua del casco histórico de La Orotava, en la calle principal del pueblo.

Esta casona se construyó durante los primeros años del siglo XVII (1599-1655), según recogen los historiadores en los registros que han sido cuidadosamente guardados a lo largo de los tiempos.

En 1994 fue restaurada conservando su originalidad estructural en todo su esplendor. Desde entonces ha tenido el uso de restaurante que destaca por la comida tradicional que ofrece así como por su tienda de artesanía.

En el año 2003 se acondicionó la primera planta como hotel rural. Se conservó, también, su originalidad estructural, especialmente sus pisos y ricos artesonados mudéjares de tea.

Hemos creado un ambiente único, digno de visitar y saborear. Hospedarse en nuestro hotel es como viajar a una época pasada aunque con todas las comodidades del presente. Y, por supuesto, la posibilidad de disfrutar de la cocina canaria más auténtica.